Segunda furca: Ella y él

Ella terminaba de pintarse los labios en el reflejo de la tapa de una de las lavadoras. En el mismo reflejo lo vio. Se dio vuelta y saludó. Él entraba al lavaseco del barrio con su cubrecama en una bolsa, haciendo crujir la puerta al empujarla con el hombro. Respondió al saludo con un balbuceo. […]